Sesión 2905


“Conciencia del cuerpo”


Jueves, Enero 14, 2010 (Privada – Telefónica)

Traducción: Olga Zuvic D.

Participantes: Mary (Michael) y Rose (Quillan)

ELIAS: ¡Buenas tardes!

ROSE: ¡Buenos días, Elías!

ELIAS: ¿Cómo continuaremos?

ROSE: Mmm... ¿cómo continuaremos? Tengo tantos puntos en mis listas y estaba sintiéndome con algo de tensión acerca de en cual fin quiero continuar – el tópico de la última sesión o mi cuerpo... pero mmm... he tomado una decisión principal de proveerme con tanto tiempo como necesito y las sesiones, de modo que podamos relajarnos en eso un poquito. Pero tenemos que trabajar. (Risas)

Tengo una pregunta breve entremedio y continuamos entonces con el tópico de la última sesión. Mary y yo estuvimos conversando acerca de estar enferma y que algunas veces sabemos exactamente que hacer para cambiar la condición y haces unas clases de curaciones increíbles y otras veces nada sucede. Y ambas pensamos acerca de apagarlo todo o llevarlo todo a una pregunta candente: ¿Qué diablos es la pieza que falta?

ELÍAS: Ja, ja, ja, ja. Pregunta interesante y esta pregunta parece que incorporaría una respuesta sencilla lo cual es así actualmente. Pero la manera como interpretas eso o como te diriges a ello puede no ser tan sencillo.

La respuesta sencilla a eso es la pieza que falta por así decir, es completar, la cual es la palabra operativa, confiar que la conciencia del cuerpo incorpora la habilidad y más allá de la habilidad meramente, de regenerarse a sí misma. Esa es la respuesta sencilla y lo que actualmente es la pieza que falta. Pero con esa pieza que falta, aún identificándola, hay muchas ramas y adjuntos a eso que lo complican, pues es muy sencillo expresarte que es actualmente una cuestión de expresar esa confianza en la habilidad y en la función de la conciencia del cuerpo lo que parece muy sencillo.

Pero hay actualmente obstáculos que se presentan pues cada uno de ustedes incorpora muchas asociaciones con relación a la conciencia del cuerpo sea con relación a lo que han aprendido y a lo que les han enseñado o con relación a sus propias experiencias. O más aún una combinación de todos estos.

Ahora; tus experiencias juegan un papel muy fuerte en tus asociaciones con la conciencia del cuerpo. Talvez aún más de lo que has aprendido o lo que te han enseñado. Pues tus experiencias las ves más de una manera absoluta. Es más fácil para ti mirar algún elemento que te han enseñado o has aprendido y preguntar eso y talvez aún desecharlo o generar una nueva percepción de ello y en eso, cambiar lo que es tu percepción con relación a los aspectos diferentes de información que has aprendido o que te han enseñado.

Cuando es una cuestión de tu experiencia, eso llega a ser mucho más sólido en tus asociaciones. Se asocia con lo que te han enseñado, pero el aspecto de la experiencia crea mucho más una asociación absoluta y eso puede ser muy fuerte y eso es lo que crea el obstáculo. Actualmente tu cuerpo, tu conciencia del cuerpo y la manera en la cual funciona es muy capaz y se regenera a sí misma continuamente y contrario a lo que algunas de tus ciencias expresan, cada aspecto de tu conciencia del cuerpo se regenera a sí misma.

Ahora; en esto, si fueses a ver esto en una manera de estructura celular, cada aspecto de tu conciencia del cuerpo, como estás enterada, contiene células y las células son lo que llamas ser entidades vivas, en tu realidad viven y mueren. Pero con relación a cada célula que vive y muere, hay otras células que se regeneran para reemplazar las células que mueren, por así decir. Es la manufactura continua de células nuevas, lo cual se evidencia muy firmemente en situaciones en las que los individuos crean enfermedad. En esas situaciones, confían mucho en la habilidad de la conciencia del cuerpo para regenerar y para crear continuamente nuevas células enfermas que se multiplican y que continúan creciendo.

De la misma manera, hacen también esto lo que llamas ser células saludables y no hay aspecto de tu conciencia del cuerpo que no tenga la habilidad para regenerarse a sí misma – aún tu cerebro. Se expresa por medio de algunas de sus ciencias que su cerebro es un aspecto de su conciencia del cuerpo en el que las células mueren y que no se regeneran. Esto es incorrecto. Ellas se regeneran.

La razón por la que creen las ciencias que las células en tu cerebro mueren y que crean partes de tu cerebro que ya no funcionan, es que cuando las células de tu cerebro se regeneran, tu función de tu cerebro se redirige. Por lo tanto, aquellas células que mueren, por así decir en tu cerebro, tu conciencia y la dirección de la función de tu cerebro se dirige lejos de las células que han muerto y se redirigen dentro de las células nuevas que se han generado, que en ese aspecto particular de tu conciencia del cuerpo, muchas veces las células nuevas generan funciones ligeramente diferentes. Esta es la razón por la que estás continuamente cambiando, como una manera de hablar.

Pero más allá de eso con relación a todos los otros aspectos de su conciencia del cuerpo y de todas sus funciones, cada aspecto singular de la conciencia de su cuerpo, sea membrana de músculo, sea los nervios, sean los huesos, prescindiendo del órgano que sea, no tiene importancia. Todos ellos se regeneran. Pero ustedes incorporan también información que han aprendido, la cual les expresa que ciertos aspectos de su conciencia del cuerpo no se regeneran. Por lo tanto, una vez que ciertas células están muertas, no se regenerarán y lo que ustedes hacen es crear experiencias que refuercen ese concepto.

Ahora; el aspecto experimental de esto es muy importante. Pues el tiempo es también un factor con relación a la experiencia. Cuando generan algún tipo de mal funcionamiento o daño por así decir, en la conciencia del cuerpo hay un elemento de tiempo involucrado en asociación con la regeneración de las células.

Ahora; si el factor del tiempo incorpora lo que asociarían como un sistema de tiempo extenso, si no es una acción de regeneración rápida ustedes empiezan a crear una asociación que esté de acuerdo con lo que han aprendido, lo cual les expresa que las células no se regeneran.

Ahora; generalmente hablando, con esta asociación crean una concesión general del tiempo. Ahora; esa concesión del tiempo se basa sobre lo que perciben ser el sistema de tiempo más largo de regeneración.

Ahora; el sistema más largo de tiempo de regeneración es sus asociaciones generalmente hablando es con los huesos – que los huesos incorporan el sistema de tiempo más largo para regenerarse y por lo tanto para sanarse. Actualmente eso puede o no puede ser preciso, pero en sus asociaciones y en sus percepciones lo que ven físicamente es que los huesos incorporan en su estimación largo tiempo para regenerarse, lo cual crea esta estimación de un sistema de tiempo general de aproximadamente cualquier tiempo en el alcance de seis de sus semanas a talvez extendiéndolo aún como a un año.

Ahora; en ese sistema de tiempo, ese es en sus percepciones y asociaciones un sistema de tiempo razonable para que se permitan la idea de la regeneración de la célula y la curación con relación a la conciencia del cuerpo. Le permitirán a la conciencia del cuerpo esa cantidad de tiempo. Si se va a regenerar, ese es un marco de tiempo designado que le permiten para que así lo haga.

En esto, hay otras asociaciones que generan. Otra asociación talvez es que ciertos aspectos de la conciencia del cuerpo pueden dañarse y pueden empezar a regenerarse en ese sistema de tiempo razonable y que pueden crear una acción similar o la misma acción destructiva a la conciencia del cuerpo. Ahora, han interrumpido la regeneración o el proceso de curación. En esas situaciones lo más que interrumpen en su estimación el proceso curativo, lo menos que tiene habilidad la conciencia del cuerpo para crear actualmente ese proceso de curación.

Por lo tanto, si es una cuestión de huesos o nervios, se les permite que alcance un sistema de tiempo específico para la curación. Si es un órgano y si ese órgano se daña repetidamente, la percepción es que no se le permite completar su proceso de curación. Por lo tanto, la repetición del daño empieza a prevenir al órgano o esas células involucradas con el órgano, que se regenere y la percepción eventualmente es que detiene en parte la regeneración y por lo tanto, una parte de ese órgano se daña permanentemente y nunca se regenerará. Lo cual es muy similar al aspecto de los huesos. Si está dañado de una manera particular demasiado severa, no se regenerará, que [el hueso] está dañado demasiado severamente y por lo tanto el daño es permanente. O con los nervios.

Ahora; con los nervios hay mucho menos concesión para la regeneración en sus percepciones y asociaciones. Con los nervios generan la percepción que los nervios no se regeneran. Los nervios están asociados muy estrechamente con la función del cerebro y se les ha enseñado que el cerebro no se regenera. Por lo tanto, las extensiones del cerebro tales como su sistema nervioso tampoco se regeneran. Si está dañado, si está desconectado, no se regenerará.

Esto no es correcto actualmente, en sus términos no es verdadero, pero es una asociación muy fuerte y es una percepción muy fuerte. Y por lo tanto, sea que es verdadera o no, es real y llega a crearse. Por lo tanto un individuo que pueda comprometer alguna acción que le dañe un órgano y que dañe repetidamente un órgano particular, creará con relación a su percepción que ciertos aspectos de ese órgano paren de regenerarse, pues se les instruye que paren de regenerarse, pues creen que hay un aspecto de ello que está dañado permanentemente, por lo tanto no puede regenerarse.

Por lo tanto, lo que ustedes hacen es que instruyen a la conciencia del cuerpo “Deja de regenerar. Esto no está en tu habilidad, por lo tanto deja de hacerlo.” Y su conciencia del cuerpo responde y para de regenerar. No es que NO PUEDA pero no lo hace, pues esa es la instrucción que se le ha dado. Y pensando para sí mismos “estoy instruyendo ahora a la conciencia del cuerpo que empiece a regenerar” o expresándose “me estoy concentrando sobre este órgano particular – puedes regenerar ahora” – eso no logra la acción pues eso es meramente pensando. Es una cuestión de reconocer genuinamente que la conciencia del cuerpo regenera.

El factor importante aquí que en tu pregunta, de lo que tú y Michael están ambos enterados, es que ustedes CREEN y por lo tanto CONFÍAN una expresión. Creen en las experiencias y en lo que han aprendido y por lo tanto confían en eso y la clave es que se permitan creer igualmente y por lo tanto confiar que la conciencia del cuerpo regenera y que pueden funcionar adecuadamente y que puede reproducir.

Ahora; esto parece ser muy sencillo, pero si se permitieran actualmente evaluar la fuerza de lo mucho que confían en un mal funcionamiento o un aspecto de daño, si se evalúan genuinamente eso ustedes mismos. Lo que sea eso que creen que está dañado, actualmente no se preguntan eso. Confían en eso muy fuertemente y por lo tanto lo está. En esto es una cuestión, como una manera de hablar, que se permitan adquirir otra confianza que sea igualmente tan fuerte. Esa es la dificultad. No que no puedan hacer esto - ¡pueden! Pero el desafío es permitirse descubrir la otra confianza, otra acción, otra manifestación que crean y que confíen igualmente muy fuertemente.

Se dan a ustedes mismos ejemplo de esto muy frecuentemente a través de su vida. No tanto en la dirección de la conciencia del cuerpo, pues generan muchos más absolutos con relación a la conciencia del cuerpo que no son fáciles de desalojar. Pero aún en otras situaciones con otros asuntos, pueden evaluar actualmente experiencias diferentes que han generado en su tiempo de vida, en las cuales han generado una percepción muy fuerte, una en la que creen mucho y por lo tanto que confían mucho. Y en algún punto se presentan ustedes mismos alguna otra información para cambiar esa asociación fuerte. Y lo que creían que era correcto y verdadero y en lo que confiaban y veían de manera absoluta, cambia y ya no es absoluto. Y descubren que hay una concesión para una dirección diferente. Y por lo tanto ese momento desvía su atención en otra dirección que es igualmente muy fuerte y con eso rompen lo absoluto de la dirección previa.

Permíteme expresar un ejemplo hipotético que actualmente ocurre. No muy a menudo, pero ocurre en un aspecto físico con relación a la conciencia del cuerpo. Se tiene fuertemente en las creencias en masa que si nacen con una propensión particular de un color de ojos particular o color de cabellos y que cuando crecen desarrollan un color particular de ojos o color de cabello. Eso se genera por experiencia y se refuerza a través de las creencias en masas que esto es un absoluto. Si incorporan ojos azules, incorporan ojos azules. Si incorporan ojos café, tienen ojos café, Si tienen el cabello rojo, tienen el cabello rojo. El cabello rojo no cambiará, para llegar a ser cabello café. El cabello café no cambiará para ser cabello rubio.

Sí, su color de cabello puede alterarse con respecto a la edad, pero aún en eso si evalúan actualmente lo que está cambiando, empiezan a reconocer que actualmente el color no está cambiando. El color se está escurriendo y por lo tanto cuando incorporan edad, cambia su color de cabello y empieza a parecer ser blanco o gris o plateado, pues el color está decreciendo fuera de su cabello.

Aún con sus ojos. Estos pueden cambiar en matices. Si incorporan los ojos café muy oscuro cuando incorporan la edad puede ser más claros, pero continuarán siendo café. No serán azules. Pero su color de cabello actualmente puede cambiar o su color de ojos puede cambiar. Pueden incorporar actualmente ojos café y pueden cambiar y llegar a ser verde-azulados, O pueden incorporar actualmente un cabello café muy oscuro y puede cambiar y llegar a ser rojo-dorado. O un aspecto de su cabello puede cambiar y pueden tener una parte de su cabello que llega a ser enteramente de color diferente.

Ahora; de acuerdo con las creencias en masa esto no es posible. No debiera ocurrir. Pero lo hace. No ocurre frecuentemente pues las creencias en masa son muy fuertes y sus creencias individuales y en lo que ustedes creen, en lo que confían, es también muy fuerte. Por lo tanto, generalmente estos aspectos no cambian, pero pueden cambiar.

O pueden incorporar creyendo muy fuertemente y confiando muy firmemente que hay una entidad actual en alguna área de conciencia que tiene la etiqueta de Dios. Y pueden confiar eso y creerlo un absoluto, pero no preguntan. Saben en su ser que hay un Dios y se pueden ofrecer alguna información a sí mismos en un momento en el cual eso puede cambiar. Su percepción se altera y han descubierto alguna otra información que confían igualmente, que creen igualmente. Y ahora lo que genuinamente muy absolutamente nunca preguntaron y creían y confiaban en Dios, ya no lo hacen. Pues creen y confían en alguna expresión diferente o información diferente.

Como expresé esto ocurre frecuentemente a través de su tiempo de vida en muchas, muchas, muchas maneras diferentes. Pero con relación a la conciencia del cuerpo generan tales fuertes absolutos, que es más difícil mover la percepción en una dirección diferente y descubrir alguna otra expresión que es igualmente tan fuerte que pueden confiar, que puedan creer. Y con relación a la conciencia del cuerpo, un aspecto de eso es lo que pueden ver. Sea que pueden verlo físicamente visualmente con sus ojos o no, incorporan ahora la tecnología que pueden ver en la infraestructura de su conciencia del cuerpo. Incorporan máquinas y tecnología que puede generar fotografías del interior del cuerpo, la infraestructura. Y con esas fotografías se ofrecen pruebas de cualquier daño que ha sido severo con relación a la estructura interna de su conciencia del cuerpo. Sea que son órganos, sea que son membranas de músculos, sea que son huesos o nervios, no tiene importancia. Pueden verlos. Pueden imaginarlos. Y eso refuerza el aspecto físico, lo que ustedes pueden ver.

Creen que un gusano puede regenerar su cuerpo y que puede crear un cuerpo nuevo si se rompe, pues pueden verlo generar eso. Pueden partir un gusano y pueden mirarlo físicamente recrear su cuerpo y continuar. Pueden cortarse un dedo de su cuerpo y mirar que no crecerá otro dedo. Por lo tanto creen absolutamente que hay ciertos aspectos de la conciencia del cuerpo que si se cortan o si están dañados en una extensión, no se regenerarán y no pueden regenerarse. Actualmente se pueden cortar un dedo y si esa asociación y percepción no fuese tan fuerte, podrían volver hacer crecer un dedo. Esto no es hipotético. No es fantasía, PUEDE ocurrir actualmente. Pero Generalmente hablando, no hacen eso pues creen muy firmemente que la conciencia del cuerpo incorpora limitaciones.

Una parte de esa limitación involucra los nervios los cuales, una vez más están conectados al cerebro de lo cual se les ha enseñado muy firmemente – el cerebro no se regenera. Por lo tanto si el cerebro no se regenera, el sistema nervioso no se regenera. Si se cortan un dedo están cortando nervios esos son un aspecto que absolutamente no regeneran. Por lo tanto prescindiendo de si pudiesen regenerar la piel y los huesos, no podrían regenerar los nervios, lo cual es lo que conecta todo, que es la situación contigo misma. No es tanto como la regeneración de los huesos. Eso podría hipotéticamente incorporar una pregunta para ti. Podrías posiblemente considerar el concepto que los huesos podrían regenerarse de una manera muy efectiva. Pero se han dañado los nervios y se han cortado y estos no pueden, Y ese es el problema por así decir.

Aún con relación a los órganos. Hay ciertas capacidades de los nervios con relación a ciertos órganos, los nervios que permiten a los órganos sentir y moverse, que en tu percepción llegan a dañarse. Y una vez que se dañan crean la situación de daño permanente. Hay muy pocos aspectos de tu conciencia del cuerpo que percibes que no están involucradas con los nervios. Y en eso, los aspectos de tu conciencia del cuerpo que en tu percepción no incorporan nervios, a esos se les permite regenerarse una y otra vez prescindiendo del daño que se expresa en ellos. Pero cualquier aspecto de tu conciencia del cuerpo que incorpora nervios puede dañarse potencialmente más allá de reparación y permanentemente. Estas son asociaciones muy fuertes.

Ahora; en esto lo que puede ayudar es empezar a no concentrarse sobre lo que crees y confías que está dañado, sino empezar a ofrecerte otra información con relación a la conciencia del cuerpo y de lo que puede hacer regenerando en muchas capacidades diferentes. No necesariamente moviéndose inicialmente en la dirección en la que tú misma has dañado. Pues llega de alguna manera a ser engañoso, pues eso en alguna capacidad también refuerza la concentración sobre el daño. Por lo tanto es más beneficioso que empieces a mover tu atención en otros aspectos de la conciencia del cuerpo. Y empezar a ofrecerte información con relación a lo que la conciencia del cuerpo puede hacer, cuáles son sus habilidades con relación a la regeneración. Y empezar por lo tanto a construir una confianza nueva en lo que crees que el cuerpo puede lograr, en lugar de lo que no puede lograr, lo cual puede ser un proceso pues hay asociaciones muy fuertemente encajadas y percepciones de limitaciones.

En esto, no es diferente de las asociaciones y percepciones de la gravedad. ¿Pueden desafiar actualmente la [fuerza de] gravedad? Sí. ¿Desafían generalmente la gravedad? No. ¿Si quisiesen desafiar [la fuerza] de gravedad, sería generalmente difícil y presentaría obstáculos importantes? Generalmente hablando, sí. Pues confían en [la fuerza] de gravedad muy firmemente. La creen y por lo tanto es muy real y es muy fuerte y por lo tanto no flotan a través de su suelo. Caminan. ¡Pero pueden flotar! Es una cuestión de percepción: descubrir otra expresión, otra acción, otra manifestación que creen que es igualmente tan fuerte como la que ya creen.

Por lo tanto, te expresaría que la respuesta es sencilla. Implementarla puede ser más desafiante. Pero puede hacerse.

ROSE: Claro, la parte embromada es encontrar tus asociaciones y encontrar tu confianza. Está tan cerca de ti que es como transparente – tu ya no las ves, ni siquiera las notas. Está tan cerca.

ELÍAS: Sí. Y ese es un punto excelente. Pues eso es muy correcto, muy preciso, que muchos de estos aspectos, estos asuntos que crees que son tan fuertes son tan obvios y los comprometes sin pensarlo. Y son tan familiares para ti que no los ves. Como una manera de hablar metafóricamente, son muy similares al aire. Está presente todo a tu alrededor. Está frente a ti pero no lo ves.

En esto, muchas de las expresiones y manifestaciones en las que confías y las que crees son tan obvias y te están rodeando. Pero son también tan familiares que no les ofreces pensamiento. El pensamiento sirve un papel muy importante como un traductor, pues traduce tu realidad para ti de maneras que te permitan identificar los aspectos de tu realidad. En esto, el aspecto difícil es que algunas de estas experiencias y aspectos y manifestaciones de tu realidad, no ofreces con relación a ellas mucho pensamiento. Y la razón por la que no lo haces, es porque actualmente no pones enteramente atención genuina a lo que estás haciendo.

ROSE: Ja, ja, ja, ja, ja. Elías, otra vez llegamos al final. Y tengo una cosa breve y una pregunta breve y entonces tienes que decidir como me contestas la pregunta breve, la segunda quiero decir. Primero, quiero darte saludos y enviarte amor de Marta y ella quiere que te diga que sabe y siente que tu energía está con ella todo el tiempo.

ELÍAS: Y tu le puedes confirmar eso a ella. Estoy siempre presente.

ROSE: Gracias. Y entonces la pregunta breve es: Hay un musicólogo que piensa que ha descubierto la identidad de Elise de la sonata Für Elise y él piensa que la mujer misteriosa es Elisabeth Röcket. (1793-1883) ¿Y nos gustaría saber si eso es verdadero?

ELÍAS: No.

ROSE: ¿No? Muy bien. Ahora y la pregunta breve depende de lo que decidas. Hay alguna cosa que te gustaría decirle a Mary (Michael) específicamente acerca de su repetitivo o desafíos repetidos de neumonía. Ella los ha tenido muchas veces y ha sufrido bastante por ello y hemos conversado acerca de eso. Esa es la base de esta hora total y así es que depende de ti.

ELÍAS: Expresaría que a eso se ha dirigido mucho esta conversación de este día. Y que alentaría a Michael que él mismo haga uso de esta información que tu y yo hemos discutido y hemos presentado este día, pues esto está muy asociado con esa situación, recuerda que la repetición de la manifestación física crea la asociación del daño permanente en alguna capacidad. Y en eso puedes expresarle también a Michael el aspecto de los nervios y que sería el aspecto que se ve está dañado, que daña la función de los pulmones.

ROSE: ¿Eso fue todo? ¿Terminaste con Mary?

ELÍAS: Sí.

ROSE: Muy bien. Muchas gracias. Entonces tenemos que terminar y te agradezco mucho y mirando adelante con felicidad nuestra próxima sesión.

ELÍAS: Muy bien mi querida amiga y yo también en nuestra continuada discusión. Te expreso tremendo aliento y te ofrezco mi gran cariño. Para mi amiga, au revoir.

ROSE: Au revoir. Muchas gracias. Adiós, adiós.

Elías se va después de 1 hora.

Mary Ennis 2010 – Todos los derechos Reservados.