Sesión 2214


"Honrando tus líneas guías”
"Cómo evitar los conflictos y el drama"
"Expresa tus líneas guías sin oponerte"

"Cuando obedeces, te opones a ti mismo, pues te estás negando.”

Sesión 20070306 (2214)

Martes, Marzo 6, 2007 (Privada – telefónica)

Traducción: Olga Zuvic D.

"Honrando tus líneas guías”
"Cómo evitar los conflictos y el drama"
"Expresa tus líneas guías sin oponerte"

Participantes: Mary (Michael) y Ann (Monique)

ELÍAS: ¡Buenas tardes!

ANN: Buenas tardes. ¿Cómo estás?

ELÍAS: Como siempre (riéndose) ¿y tú?

ANN: Estoy bien, gracias, (Risas de Elías) Solo quiero decir rápidamente que eres tan encantador. (Ambos se ríen). Gracias por presentarte ante mí esta mañana. O no sé - ¿fue un sueño, o fue solamente ese estado de salir de un sueño?

ELÍAS: Sí, y fue una proyección de mi energía. (Riéndose)

ANN: Era bien fuerte… ¡Caramba! Algo sólido.

ELÍAS: Para recordarte simplemente que estoy presente

ANN: Muy bien, gracias. Bien muchas gracias por eso. Estaba pensando, Mm, puede ser que necesito recordarme de ser fuerte hoy día, debido a que tuvimos una entrevista de este accidente que tuve a principios de este año – pero no quiero pasar demasiado tiempo en esta entrevista que tuve, debido a que estoy tratando de dejarla de lado esta situación del accidente. Me gustaría también hablar un poco acerca de ello. ¿Me puedes escuchar bien?

ELÍAS: Sí.

ANN: Muy bien. Pienso que estoy bastante relajada hoy día después de esa entrevista… entonces espero que no habrán muchas interrupciones en la transmisión (risas de Elías) Cuando estábamos en la entrevista, ella… más bien, cuando estaba hoy día haciendo la entrevista con la señora del seguro, vi antes algunos destellos amarillos, pero nunca había visto antes destellos amarillos realmente. ¿Primero de todo, qué eran esos?

ELÍAS: Eran también un refuerzo y una energía de apoyo de esa esencia Ayla.

ANN: ¿Quién es Ayla?

ELÍAS: Una de las esencias que participan en facilitar este fenómeno.

ANN: ¡Vaya; caramba! Creo que he visto esto antes, pero fue muy claro hoy para mí. ¿Muy bien, y ella venía como refuerzo y apoyo en el Cambio?

ELÍAS: Para ti en ese tiempo – para apoyarte en tu energía.

ANN: Muy bien, debido a que yo… tú sabes, en camino al lugar de mi madre esta mañana, sintiéndome muy bien y fuerte – y entonces noté en la mitad del camino, de que la energía cambió dramáticamente, y entonces por esa razón supe que tendría que luchar un poco más de lo que esperaba.

ELÍAS: Comprendo, pero notaste y eso es importante.

ANN: Sí, y me di crédito por eso, por el cambio (risas de Elías) entonces eso me complace. También me relajé más desde nuestra última sesión – así es que te agradezco mucho ese consejo.

ELÍAS: De nada.

ANN: Y voy a mirar esta Ayla, la persona Ayla, la esencia Ayla. (Risas de Elías) Suena muy interesante. ¿Cuántas esencias hay allí realmente?

ELÍAS: ¿Qué facilitan este intercambio?

ANN: Sí.

ELÍAS: Doce.

ANN: Doce. ¡Caramba! Entonces Ayla pertenece a… bien, no diría que pertenece a una familia particular - ¿pero representa a una familia particular?

ELÍAS: Sí.

ANN: ¿Cuál?

ELÍAS: Vold.

ANN: Oh! Por supuesto, claro, esa es la razón por la que venía el amarillo – ¿el amarillo es Vold?

ELÍAS; Sí.

ANN: ¿El color?

ELÍAS: Sí.

ANN: Estoy segura que contestaste, pero no pude escucharte. (Risas)

ELÍAS: Estás correcta.

ANN: Gracias. (Risas de Elías) Mm. Muy bien, gracias. Yo… estamos dentro y afuera, pero trataré de relajarme un poco más. (Risas) ¿Acerca de que otra cosa quería preguntar? ¿Querías agregar alguna cosa acerca de esa experiencia del accidente? ¿Siguiendo más delante de ello?

ELÍAS: ¿En asociación con qué?

ANN: Perdón, con el accidente que tuve en Enero, mi accidente de automóvil.

ELÍAS: ¿En qué capacidad?

ANN: Creo que sería más en la capacidad de mi relación con mi madre, para ser honesta, yo pienso que es con lo que siento que me queda.

ELÍAS: ¿Y qué es lo que te presentas?

ANN: ¿Perdón?

ELÍAS: ¿Y que té presentas en información con respecto a tu relación con tu madre?

ANN: Bien, encuentro que pienso acerca de ello – bien primero de todo, creo que he perdido un poco el respeto hacia ella, lo que me entristece, esa es la primera cosa. La segunda cosa que empiezo a ver que talvez… bien, un montón de cosas en realidad. Ella es humana, sabes, todos tenemos nuestros problemas, pero cuando me vienen en particular, me siento un poco en desventaja de alguna manera, ya que ella, por ejemplo, no pudo mentir por mí a las personas del seguro, pero entonces ella me pidió que mintiese por ella y encontré eso tan hipócrita y recién me viene … esa es la parte cuando empecé a perder el respeto por ella y al mismo tiempo no quiero perder MUCHO el respeto, pero encuentro que lo hago – o algo en ese sentido. No quiero realmente pasar mucho tiempo con ella, o algo como esto.

ELÍAS: ¿Pero, reconoces también que uno de los factores en esta situación es que estás de alguna manera desilusionada de ti misma en el cumplimiento?

ANN: Sí, absolutamente, ciento por ciento, estoy enterada de eso, sí. Y estoy luchando un poco con eso debido a que… una vez más estoy pensando, “vaya, ellos son mis padres, yo debiera ayudarles cuando puedo, pero al mismo tiempo ¿donde han estado ellos cuando yo he necesitado ayuda? Y entonces tengo muchos de esos tipos de cosas que pasan, sí.

ELÍAS: No es una cuestión de comparar mi amiga, esto te llevará al conflicto y a la desilusión y la irritación. No es una cuestión de comparar lo que un individuo hace por otro, y lo que se espera en respuesta de eso. Es una cuestión de evaluar verdaderamente tus propias líneas guías y lo que es importante para ti y con lo que no te sientes confortable en lo que haces y permitirte seguir en esa dirección…

ANN: Sí.

ELÍAS: …en lugar de expresar la energía de oposición comparando, y generando por lo tanto expectaciones de lo que tú DEBIERAS hacer o de lo que ellos debieran hacer y reconocer la diferencia en cada una de tus líneas guías y generar la concesión para sus líneas guías - prescindiendo de si estás de acuerdo con ellos o no – pero honrando también tus propias líneas guías.

ANN: Bien entonces en este caso, hay una parte de mí que se pone muy fría, supongo que diría con el objeto de distanciarme un poco de la situación, y encuentro que me pongo fría en la manera de pensar bien, no me importa realmente si ellos quieren ayudar en esto, eso y lo otro – haré lo que tengo que hacer y entonces se vuelve en un poco de… algunas veces siento solo eso, ellos me encuentran culpable, en cierto modo por estar allí, en llamarles cada dos o tres segundos y haciendo cosas debido a que ellos son familia – y entonces iremos en todo esto de la cosa familiar. Y la familia no es para mi lo que es la familia para muchas otras personas, debido a mis experiencias, entonces, caramba.

ELÍAS: Estoy comprendiendo. Pero en esto lo que es importante para ti, que reconozcas, es que puedes generar una evaluación de lo que percibes que hacen los otros individuos. Esa es tu evaluación y tu percepción de lo que ellos hacen – y eso es aceptable, pero en esa evaluación es para ti importante evaluar verdaderamente en lo que quieres participar o no – y en eso, no generar energía de oposición hacia los otros individuos

Como en el ejemplo que has expresado, debes percibir que los otros individuos, en tus términos, te encuentran culpable de generar ciertas acciones, lo que en realidad no tiene importancia, que sea su intención o no. Lo que es importante es que esa es tu interpretación y por lo tanto, esa es tu percepción. tu interpretación.

Ahora; eso es real – por lo tanto, el paso siguiente por así decir, es evaluar como responderás a eso o si responderás, y si lo haces o no respondes a ello, , lo más importante es que tu concentración no sea sobre lo que ellos están haciendo y entonces por lo tanto, permitir que te influencien de una manera en la que empiezas a proyectar energía de oposición, sino más bien evaluar como puede honrar tus propias líneas guías y generar la concesión o la aceptación de lo que sea la expresión de ellos – por lo tanto lo que haces es remover la personalización de lo que ellos están expresando.

ANN: Muy bien.

ELÍAS: Personalizando lo que ellos expresan, motiva muchas respuestas diferentes dentro ti, que en la mayoría son de oposición.

ANN: Sí.

ELÍAS: Y en eso llegas a desilusionarte y frustrarte y entristecerte y sentir ansiedad, y empiezas a forzar la energía.

ANN: Muy bien.

ELÍAS: En que fuerzas tu energía en tu interior para cumplir con ellos, o fuerzas tu energía en contra de ellos .

ANN: Sí.

ELÍAS: De las que ninguna de esas, es para ti confortable…

ANN: No

ELÍAS: Por lo tanto, para ti es más beneficioso reconocer que lo que sea tu evaluación de sus percepciones y lo que sea que ellos expresan, no disminuye o cambia o te quita la manera de cómo te percibes a ti misma. Lo sea que reconoces con relación a sus percepciones de ti, no puede cambiar tu propia percepción de ti misma y no deja sin validez tu propia percepción acerca de ti misma, al menos que estés de acuerdo, o al menos que aceptes eso.

Como un ejemplo hipotético, tu madre puede expresar declaraciones tales como, “no has sido una hija muy responsable o leal si no generas estas acción.” Recibes esa información y lo que ocurre es que automáticamente empiezas a preguntare acerca de tu propia percepción en ti misma y te preguntas si es correcto o no.

Y en eso, lo que haces es que anulas tu propia evaluación y percepción de ti misma, y permites que la expresión del otro individuo te disminuya. Si incluyes ese mismo escenario y te permites hacer una pausa por un momento, y estás enterada de tu propia percepción de ti misma, que eres una hija considerada o responsable o leal, no hay necesidad de defenderse - y puedes aceptar que esta puede ser la manera en la que te percibe otro individuo, pero que eso no significa que sea verdadero.

ANN: Mmm. Muy bien.

ELÍAS: Y no tiene que afectar tu percepción de ti misma en absoluto, generando preguntas acerca de ti misma.

ANN: Muy bien.

ELÍAS: Ya que generalmente hablando, lo que ocurre con relación a preguntarte acerca de ti misma, es que te motivas para generar otra energía de oposición para obedecer.

ANN: Mmm.

ELÍAS: Ya que cuando obedeces te opones a ti misma, pues te estás negando.

ANN: Muy bien.

ELÍAS: Eso no quiere decir que seguirías en la expresión inversa de ser desafiante o ser rencorosa, sino verdaderamente permitirte energía relajada, en la que la percepción del otro individuo es aceptable, pero no es real para ti.

ANN: Muy bien.

ELÍAS: Que tu realidad es diferente y que aunque sus percepciones son también muy reales, tu primera prioridad es honrar tus propias líneas guías y no participar en eso.

ANN: Sí, muy bien. Me veo atrapada en… lo que considero ser la hipocresía de lo que dicen, y que es con lo que empecé la discusión – pero lo has explicado está todo aquí muy claramente, así es que te agradezco mucho por eso.

ELÍAS: Estás enterada de esa declaración que se incorpora ampliamente de “lo que es bueno para el ganso es bueno para la gansa" ¿no es cierto?

ANN: Sí, así lo pienso. (Risas)

ELÍAS: Esta declaración en realidad es muy poderosa, pues esto es como generalmente la mayoría de los individuos se asocian con relación a sus líneas guías – “si me expreso de una manera, espero que los otros hagan lo mismo.”

ANN: Correcto.

ELÍAS: Si otro individuo se expresa de una manera, ellos no debieran esperarse que yo me exprese de una manera contraria. Si ellos tienen una expresión para sí mismos, esa es la expresión que yo también debiera tener. Ellos no debieran esperar que yo genere de una manera contraria. Si ellos tienen una expresión de lo que perciben ser honestidad, ellos debieran darme también esa misma consideración.

Pero el problema con esta declaración de “lo que es bueno para el ganso es bueno también para la gansa,” es que no es verdadero (risas de Ann) pues niega la percepción y las diferencias en las percepciones y líneas guías, y como los individuos generan líneas guías diferentes y percepciones diferentes, lo que puedes ver como incorrecto o aún inconcebible, otro individuo puede no incorporar un pensamiento en consideración de ello, puede no concernirle.

ANN: Sí.

ELÍAS: Esta es la razón por lo que es importante que te permitas hacer una pausa momentánea y re-enfocar y re-evaluar, considerando tu propia percepción del otro individuo, ya que eso es real, pero evaluar como, o aún si quieres participar con eso.

ANN: Muy bien. Cuando estuve sentada hoy en la entrevista, hubo un punto donde al final, la persona que me entrevistó quería decir algo, que yo pensé, “espera un segundo que eso no se siente correcto,” de modo que yo no quería que ella lo escribiese ni tampoco quería firmarlo. Y fue este detalle y pensé, “no, no voy hacer eso.” Entonces era un elemento en mí con el que creo que estaba adhiriéndome a mis líneas guías, siguiendo un poco a mis líneas guías – entonces es allí.

ELÍAS: Sí, y te considero y esta es una experiencia valiosa, pues te permite un ejemplo. Que generas sentirte incómoda cuando no honras tus propias líneas guías y la diferencia en como fluyes y como te sientes cuando lo haces.

ANN: Mmm, sí.

ELÍAS: Pues cuando lo haces, estás generando darte ese poder – cuando no lo haces te dejas tú misma sin ese poder.

ANN: Entonces cuando sigo mis líneas guías, permito mi propio poder.

ELÍAS: Sí.

ANN: Muy bien, lo capto, lo capto, muy bien. Me siento mucho mejor ahora, muchas gracias.

ELÍAS: De nada.

ANN: Esto se une tan bien a una experiencia interesante que tuvimos en India, donde Patrick y a mí nos asignaron la tienda (risas). Estoy segura que viste todo (risas de Elías) y fue la habitación menos confortable de todo el hotel, y yo no podía creerlo… Me dije algo como: “ay dios mío! ¿Por qué nos quedamos? ¡Esto es de locos!” No me gustaba ninguna cosa de este lugar, no quería realmente estar allí. En cierto modo fue algo muy similar a todo esto… a los incidentes que guiaron al accidente.

De todas maneras, entonces tenía un solo pensamiento, sabes que no quiero estar aquí, no me gusta, no me importa si hay una boda, hice esto y lo otro, y Patrick y yo tuvimos una tremenda discusión sobre ello – me sentía miserable y entonces empecé a… tenía que sacarlo de mi sistema de alguna manera, entonces empecé hablando de la novia y el novio y de lo infeliz que me sentía con todo ello y al final de eso todo lo que sentía una clase de sentimiento familiar como de niña mal criada.

Y pensé, espera un segundo, parece ser una situación donde no importa lo que yo haga, no puedo ganar. Si me voy, voy a tener una situación mala con Patrick – si me quedo, me sentiré miserable aquí – si hablo acerca de ello me percibirán como una chica mal criada, pero no quería estar allí. ¿Y habría sido esa la solución en ese caso?

ELÍAS: Una vez más, reconociendo primero toda la energía de oposición que estaba ocurriendo, que estabas proyectando, podrías tener hipotéticamente, no participar y podrías haberte ido, pero en la manera que lo haces, eso crea la los efectos diferentes, pues si proyectas esa energía de oposición, crearás problemas y situaciones y experiencias difíciles y problemáticas.

Donde si te relajas y calmas y te sientes interiormente confortable en ti misma, honrando tus líneas guías . escuchándote, no hay expresión de culpabilidad o lo que pueda percibirse como disgusto con relación a los otros individuos, sino simplemente una expresión de tu propio confort y en eso, generas las elecciones que sean confortables para ti, lo que no refleja sobre los otros individuos o sus elecciones - que sus elecciones son aceptables y buenas para ellos, pero que no eliges participar u por lo tanto, tú generas elecciones diferentes, que para ti son buenas.

ANN: Eso es correcto.

ELÍAS: Cuando continúas proyectando la energía de oposición, puede llegar a ser como un torbellino, empiezas con la energía de oposición y cuando continúas puedes empezar a sentir que no tienes opciones, que te están forzando a participar en acciones que te disgustan y te sientes incómoda y en las que no quieres participar y esa energía construye y continúas oponiéndote, como una manera de hablar, eso empieza a derramarse hacia afuera en todas las otras direcciones.

Y en ese derrame afuera, parcialmente mueves tu atención de lo que estás haciendo. Y en eso, tu atención se fija en lo que te disgusta y en tu propia incomodidad, pero sin evaluar lo que eso lo está creando. Y en eso, tu atención empieza a proyectarse al exterior y te llegas a sentir insatisfecha con los otros individuos, el ambiente. El ambiente, la situación, el escenario y toda la experiencia llega a ser insatisfactoria y desagradable y proyectas energía de oposición en toda dirección.

ANN: Si, fue como un torbellino.

ELÍAS: Sí, estoy comprendiendo, pues en esa intensidad de energía, puede llegar a ser un tipo de torbellino en el que pierdes de vista cualquier opción, y eso crea aún más esfuerzo, pues generalmente en ese escenario seguirás en la dirección de forzarte a consentir, pues ves que no incorporas ninguna otra elección, sino soportar la miseria…

ANN: Sí. (Risas)

ELÍAS: …hasta que se termine (risas de Ann), hasta el punto que puedas permitirte respirar otra vez (risas de Ann) y sigas en una nueva dirección. Pero eso es también difícil, pues esa energía toma un tiempo en disiparse, porque continúas teniendo algo de esa energía en la incomodidad y culpabilidad y la irritación – y no es solamente culpando a otros individuos o situaciones, sino culpándote a ti misma otra vez, por soportar la miseria y no generar una avenida aceptable para desconectarte de ella.

ANN: Correcto.

ELÍAS: Pero escucha esto; Eso no es un paso hacia atrás, es una experiencia importante para ofrecerte un ejemplo de lo rápidamente que puede expresarse la energía de oposición, y lo fácilmente que puede ganar impulso y lo fácilmente que puede ser abrumadora.

Es también un ejemplo importante para ti, al que puedes recurrir cuando sientas que te mueves en uno de esos escenarios en los que no te sientes cómoda y lo sabes – y en esto, puedes recurrir a esa experiencia y recordarte de hacer una pausa durante un momento, para volver a enfocarte y volver a evaluar e identificar qué es lo que quieres y lo que honra tus líneas guías, no oponerse a la expresión de los otros individuos, reconocer y considerar lo que ellos están eligiendo o lo que hacen es correcto o bueno para ellos, y lo que es aceptable, pero que es también aceptable para ti, para honrar tu dirección y elegir no participar.

ANN: Eso fue muy original, el deseo original. Mi deseo original, el deseo original era no participar en esta boda – realmente ese fue mi deseo original.

ELÍAS: Pero anulando eso y sin escuchar tu intuición – no que no notaste, pues lo hiciste – pero hay una diferencia entre notar y escuchar.

ANN: Sí, aprendí eso también.

ELÍAS: Y este es un buen ejemplo de lo que puede ocurrir cuando ignoras tu propia intuición y no escuchas tu propia dirección y en esto, permíteme expresarte mi amiga, a veces los individuos no escuchan sus impresiones o su intuición, que les proveerá con ejemplo o con una validación de su impresión y de su intuición - lo que, como una manera de hablar, les será como una prueba que ellos estaban correctos.

ANN: Muy bien.

ELÍAS: Y este es un buen ejemplo de lo que puede ocurrir cuando ignoras tu propia intuición y no escuchas tu propia dirección.

Y muchas veces cuando sigues tus propias impresiones o tus propias intuiciones, evitas todos estos conflictos y dramas.

ANN: Sí.

ELÍAS: Y por lo tanto, no te ofreces necesariamente la validación de lo que evitaste. Por lo tanto a veces, te presentas con estos tipos de experiencias para recordarte la importancia y validez de tus impresiones e intuiciones, y para recordarte la importancia de escucharte a ti misma.

ANN: Muy bien, hay otra boda en Junio a la que no deseo ir – y yo dije que no iba - bien, no me siento como para ir de tantas maneras, mi instinto me dice que no me moleste, entonces eso es todo.

ELÍAS: (Riéndose) Y en eso puedes alentar a otros individuos que eligen participar, pero que continuarás honrando tu dirección en no querer participar.

ANN: Muy bien. Bien esto es una cosa muy interesante ya que sabes, en alguna de estas cosas te invitan a bodas, y estas ocasiones especiales en la vida de uno, que a la gente le gustaría que compartieses con ellos, pero algunas veces el invitado realmente no quiere participar en ello. (Risas)

ELÍAS: Correcto, y eso no es…

ANN: Creo que esto es acerca de eso.

ELÍAS: Correcto, y eso no es un reflejo necesariamente que al individuo no le importe, o que no incorpore afecto por los otros individuos, sino que simplemente eligen no participar en ciertos eventos.

ANN: Correcto, bien, muchas gracias.

ELÍAS: De nada.

ANN: Bien, como que esto también nos guía un poco en los privilegios, (risas) preferencias, actuando con tus preferencias. Me he sentido también un poco, en todo este sentimiento me guía a ser como una niña mal criada en la boda India, pienso que fue una situación extrema – recién explicaste la razón por la que empecé a sentirme de esa manera – pero justo debajo todo eso interiormente hubo un sentimiento de ‘espera un segundo, hay privilegios’ y de alguna manera a veces haciendo lo que quiero hacer, me hace sentir privilegiada, pero me hace también sentir, ¿Ay dios, debiera yo ser tan privilegiada? ¿Sabes lo que quiero decir?

ELÍAS: Sí.

ANN: Entonces debe ser alguna creencia subyacente allí con respecto a hacer lo que quieres realmente hacer.

ELÍAS: Sí, y eso estaría asociado con el egoísmo .

ANN: ¡Exactamente! Cuando yo era una niña, me decían constantemente que yo era egoísta, y entonces trataba de no ser egoísta, pero aún así, todavía me ponían la etiqueta de egoísta. Y entonces me cansé de eso y pensé, bien voy a tener que ser egoísta ya que no sé ninguna otra manera. Y supongo que desde entonces no lo he resuelto. ¿Entonces creo que eso está unido, verdad?

ELÍAS: Sí, pues hay asociaciones fuertes con el egoísmo, y en eso, hay creencias expresadas fuertemente que DEBIERAS considerar a los otros individuos, y no es una cuestión realmente de NO considerar a los otros individuos – es una cuestión de reconocer las expresiones de los demás individuos, sino también considerarte a ti misma.

ANN: Mmm.

ELÍAS: Y hay fuertes creencias colectivas que se conectan con las creencias religiosas, que los individuos de alguna manera debieran ser inferiores, que ellos debieran poner la importancia de los demás sobre ellos mismos o sacrificarse. Puedo expresarte que se dirigen muy fuertemente a estos tipos de creencias.

Y en eso, es verdaderamente una cuestión de la percepción, pues de la manera que te percibes a ti misma y a los demás individuos, dictas la manera como te relacionas con los otros individuos y contigo misma. Cuando los individuos expresan muy fuertemente esta creencia, “que debieran siempre considerar primero a los otros individuos antes de a ellos mismos” – ellos esperan eso de todo los individuos a su alrededor – pero está asociado también con las líneas guías, pues en alguna capacidad todos ustedes esperan esto, que hay algunos aspectos de sus propias líneas guías, que se expresan muy fuertemente, y tan automáticamente, que ustedes generan automáticamente una expectación, que los otros individuos se expresen de la misma manera – y cuando no lo hacen generan, ya sea desilusión, confusión, e irritación.

Pero como he expresado, lo que puede influir mucho es la manera cómo te expresas y cómo expresas tus líneas guías con respecto a los demás individuos - si no te opones a ti misma y no te opones a los otros individuos, es muy difícil que los otros individuos se opongan a ti.

ANN: Muy bien, pienso que he tenido una experiencia de eso a la que me refiero de vez en cuando, entonces me recordaré. Me recordaré de esa experiencia.

ELÍAS: Muy bien.

ANN: Me gustaría conversar un poco acerca de mi proyecto actual en el que trabajo – no nos queda mucho tiempo, tenía un par de otras cosas. Sobre la edición de mi manuscrito: Noto un montón de mi energía mientras edito, y algunas veces empiezo a criticar, en el momento me frustro un poco y entonces dejo de hacerlo, me detengo y trato de encontrar alguna cosa que disfrute en ese proceso. Si pudieses talvez darme una dirección para seguir mientras edito ese manuscrito, que me gustaría a mí… lo apreciaría muchísimo.

ELÍAS: ¿En qué sentido?

ANN: En el proceso de la edición, los aspectos prácticos de las palabras – cuando leo un relato y veo que, por ejemplo, ella está divagando acerca de un pequeño cuento popular que no tiene nada ver con lo demás, y empiezo a pensar 'dios mío, ¿ella no se da cuenta que no puede hacer esto?' Y empiezo a analizarlo todo – pero también están las perlas de sabiduría que encuentro… Supongo que lo que me gustaría pedirte es un consejo de tipo general, sobre qué debería buscar de alguna manera en mí mientras hago el proceso, para permanecer un poco más abierta de mente.

ELÍAS: Primero de todo, recuerda que no es tu cuento.

ANN: Bien.

ELÍAS: Y una vez que te recuerdes de eso, cuando empieces a generar frustración, permítete dejar el material (manuscrito) a un lado completamente. Participa en una acción diferente, deja de participar en esa acción, brevemente, solo para darte la oportunidad de reajustar tu enfoque. Y cuando vuelvas al material, juega un juego contigo misma, como una manera de hablar, pretendiendo que tú no eres tú – pretende que eres un individuo diferente, un desconocido.

ANN: Bien.

ELÍAS: Si eres un desconocido, no puedes asociarte con tus respuestas automáticas (risas de Ann) de modo que cuando generes una…

ANN: Muy bien, haré eso.

ELÍAS: Cuando generes una de tus respuestas automáticas, siendo tú el desconocido, puedes reírte de tu respuesta, pues ya no es tuya, porque eres el desconocido.

ANN: Bien.

ELÍAS: Por lo tanto cambiarás la energía y cambiarás aún de alguna manera como percibes el material, pues estarás relacionándote con una energía de más diversión y menos tediosa.

ANN: Mmm. Ese es el aburrimiento que me viene después de un rato (risas de Elías) gracias.

ELÍAS: De nada.

ANN: Trataré eso, me hace reír (risas de Elías) Gracias por eso.

He visto también mucha gente japonesa, por otro lado mientras estoy haciendo un manuscrito particular y pienso que me prestan energía. ¿Se trata de eso?

ELÍAS: Sí.

ANN: !Fantástico! Es un cuento encantador y encuentro perlitas de sabiduría.

Pero de todas maneras en la pregunta siguiente rápidamente, sobre mi cámara, solo quería preguntarte ¿es mi cámara o soy yo quien está fuera de enfoque? (Risas) Algunas veces miro después mis fotografías y estoy como - ¿por qué no está enfocado eso debidamente? ¿Se trata de la percepción?

ELÍAS: Sí.

ANN: ¿Debiera comprar una cámara nueva? ¿Será mejor el enfoque?

Eso depende de ti.

ANN: ¡Caramba! (Risas)Y la cosa final es: vi un tigre.

ELÍAS: Felicitaciones!

ANN: (Emocionada) Y era una criatura tan hermosa. Pero lo que tuvimos que hacer para llegar a ese punto fue increíble. ¿Por qué fue tan…? Por otra parte pienso que yo sé la razón por la que fue semejante viaje para llegar a ver este tigre – fue porque de una manera honraríamos… no honrar… ¿Cuál es la palabra? No la encuentro.

ELÍAS: Apreciar.

ANN: Valorar más la experiencia.

ELÍAS: Apreciar.

ANN: Eso es, apreciarla más. ¡Caramba! ¿Fue esa la razón principal?

ELÍAS: Sí, esto tiene que ver con las creencias que se expresan firmemente en el sentido de que si generas esfuerzo considerable o trabajo o incluso conflicto, la meta será más valiosa. Y en esto, aunque no es necesario es muy real, y muchos, muchos de los viajes que ustedes generan para lograr algunas expresiones, los diseñan precisamente de la manera que lo hacen, para crear ese énfasis de apreciación y de valor.

ANN: Pero no tiene que ser tan traumático, quiero decir, no queremos alentar esa clase de creencia - ¿no es así?

ELÍAS: No es una cuestión de alentar o desalentar, es una cuestión de reconocer simplemente que a veces puedes generar un proceso que involucra la asociación de la intensidad de lo que será el resultado.

ANN: Bien.

ELÍAS: Y por lo tanto, no es necesariamente una cuestión de percibir ese proceso como que es difícil, sino más en permitirte, como dije, hacer una pausa y reconocer el otro elemento que genera intensidad y eso, como una manera de hablar, es para ti una señal de lo que en realidad estás creando y en esto, creaste un resultado magnífico.

ANN: ¡Caramba, un resultado fantástico! (Risas de Elías) Fue increíble, increíble, todo. Es decir, por supuesto que fue creíble porque sucedió, pero fue fantástico.

ELÍAS: Y te ofrezco mis felicitaciones.

ANN: Te agradezco mucho, te agradezco mucho. Y una de las cosas que le estaba diciendo a Patrick también, es que estábamos tratando de decir, muy bien, no lo queremos realmente, está bien, no tratemos de quererlo tan profundamente – si lo queremos demasiado, puede que no suceda, (risas). Entonces tuvimos que neutralizarnos un poco – pienso que hicimos eso. (Risas de Elías)

Y eso fue como sucedió con nuestro… en el departamento. Brevemente: sobre el departamento (apartamento) en Copenhague: yo neutralicé un poco mi deseo sobre ello y entonces sucedió con facilidad. ¿Fue ese el caso? ¿O se debió a que seguí mis líneas guías?

ELÍAS: Ambos, y en esto, lo que estabas realmente haciendo no fue neutralizar tu deseo, tu deseo continuaba expresándose. Lo que hiciste fue que te permitiste relajar y por lo tanto no seguiste la dirección de ponerte en una posición de desilusionarte.

ANN: Bien, entonces no es… en realidad estás en lo correcto, yo… Continuamos queriendo, pero en particular con el de Copenhague, yo tenía muy claro lo de relajarse – sé lo que quiero, pero quiero relajarme acerca de ello.

ELÍAS: Correcto, y por lo tanto no permitir la duda.

ANN: Exactamente, no permitir la duda – he aprendido mucho – ha sido un primer trimestre increíble. He visto y he experimentado un montón. ¿Tiene que ver también esto con la energía nueva que entra?

ELÍAS: Sí.

ANN: Parece ser más intensa, más colorida?

ELÍAS: Sí.

ANN: Es asombroso, y esta es la última (pregunta), sé que tenemos que irnos, debido a que Mary tiene horario completo. Gracias por venir otra vez en mi sueño, lo aprecio – recuerdo especialmente el sueño donde me dijiste, “entre ahora y Junio, lo que sea que suceda, relájate solamente.”

ELÍAS: Sí (Tosiendo) y te expreso consideración, mi amiga.

ANN: Muy bien, gracias.

ELÍAS: Continuaré ofreciéndote mi energía en apoyo enorme.

ANN: Gracias.

ELÍAS: Para ti con gran aprecio y enorme afecto, au revoir.

ANN: Au revoir. Adiós, adiós.

(Elías se va después de 1 hora y 5 minutos)